sábado, 18 de diciembre de 2010

Una familia musulmana denuncia a un docente por hablar de jamones.

http://3.bp.blogspot.com/_E8rfZr5uv3A/R7XRjRC-JpI/AAAAAAAAAWo/kwbktgM6rsY/s320/el%2BrotoNo sé si creerme la noticia o no, pero sale en el Diario de Cádiz, así que será real. Menos mal que cuando he explicado el clima no se me ha ocurrido poner ese ejemplo… lo que estará pasando el pobre profesor de Geografía por una tontería de esos padres. Menos mal que la mayoría no son así.  Enlacehttp://personal.telefonica.terra.es/web/toubib/Imagenes/elroto1.jpg

Versión de la familia en este enlace. Ahora el profesor es el malo xenófobo que insulta y es despectivo con el alumno.

Nueva actualización: versión del profesor en este otro enlace.

De las tres, es la que más me convence ¿será corporativismo?

Finalmente, parece que el fiscal archivará la denuncia. Enlace.

Como me gustan las viñetas, aprovecho para poner un par de ellas, insistiendo en la necesidad o no de “regirnos por los dictados religiosos”.

Otra actividad interesante que se puede hacer con esta noticia es valorar hasta qué punto la información que recibimos de los medios tiene credibilidad y el importante papel de los medios de comunicación en nuestra sociedad.

P.D. Interesante reflexión en el diario “Granada hoy”  a raíz de este caso bajo el título “profe, me ofende”.

P.D. II: artículo de Pérez-Reverte cuyo eje central es esta noticia: No cabe un tonto más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario